Popular Posts

viernes, 24 de marzo de 2017

Diferenciar ideas y comportamiento

* * * *
Una buena regla para entender y evaluar el mundo y a las personas es diferenciar las ideas y el comportamiento.

Por más que nos empeñemos, frente al mundo, uno no es lo que piensa ni lo que dice ser, sino lo que hace. La conducta es determinante.

De este modo, por más que una persona pueda sentir, pensar e identificarse, por ejemplo, con las bondades de la igualdad social, pero si luego apoya, queriendo o sin querer, medidas políticas discriminatorias, la realidad valorativa es la de una persona mentirosa o inconsciente y, de una y otra forma, no confiable.

En similar correlato, la valoración de las organizaciones sociales y de los políticos no son realmente lo que declaran en sus ideales ni en sus programas, sino por las medidas que aprueban y las que proponen o apoyan con su defensa.

Si bien es cierto que, un determinado comportamiento puede ser matizable por una explicación de contexto estratégica, tampoco lo es menos que, si haces de la oportunidad tu guía de conducta, la valoración seguirá siendo lo que realmente haces y no tus justificaciones.


###########
por Pedro Donaire

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deshabilitado los comentarios. Contacto y comentarios en las redes sociales.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.