Popular Posts

viernes, 17 de febrero de 2017

Nuevas evidencias acerca de dónde adquirimos los microbios

* * * *
La creencia actual asume que el nacimiento juega un papel vital en la siembra de nuestro cuerpo con una amplia gama de bacterias y hongos, pero este descubrimiento alimenta el debate sobre si la forma en que dejamos el útero es realmente tan importante para nuestro microbioma como se pensaba.

Frotar a los bebés nacidos por cesárea con líquido vaginal cambia su composición microbiana de una manera potencialmente beneficiosa, sin embargo, algunos médicos advierten que el procedimiento viene con riesgos. crédito: Martin Valigursky/Shutterstock
Los científicos del Baylor College of Medicine de Houston, Texas, decidieron investigar si en estudios anteriores sobre los microbios que viven en los recién nacidos, tuvieron en cuenta el panorama general a la hora de evaluar la diferencia en el nacimiento de un bebé a través de cesárea, en lugar de forma natural.


Toda la superficie de nuestro cuerpo (por dentro y por fuera) es el hogar de unos 10 a 100 billones de células microbianas, que consta de unas 10.000 especies, muchas de los cuales son vitales para nuestra existencia. Aunque ninguno de nosotros tiene exactamente la misma variedad de microbios, compartimos organismos que desempeñan roles muy similares.

Esta mocroflora da forma a nuestro sistema inmunológico y nos protege de los agentes patógenos, crean vitaminas para nosotros, e incluso pueden influir en el desarrollo de trastornos metabólicos que conducen a la obesidad y la diabetes.


A medida que se vuelve más evidente la importancia de la diversidad microbiana de los inquilinos de nuestro cuerpo, la atención de los investigadores se ha ido centrando en la pregunta de cuán limpio hereda el montante de células embrionarias el verdadero mundo de los gérmenes.

En los primeros días de la obstetricia, se asumía que el útero era un ambiente estéril, y que los infantes recogían los microbios sólo cuando comían alimentos contaminados.

Hoy en día, sabemos que el proceso de adopción de nuestros inquilinos microscópicos comienza antes incluso de que hayamos nacido, junto con los microbios que están aislados en el líquido amniótico que rodea a los niños sanos no natos, así como de sus membranas, e incluso de la sangre del cordón umbilical.

Sin embargo, en el caso del parto en sí mismo, se pensaba que proporcionaba al bebé una dosis importante de microorganismos. Cuando nace el bebé entra en contacto con una gran cantidad de gérmenes vaginales, de la piel y de los intestinos.

Pero, si el bebé se extrae del útero a través de una incisión, se suponía que había una posibilidad mínima de que el recién nacido tomara un buen suministro de esta microflora.

Esto ha dado lugar a prácticas como las muestras vaginales, donde se tomaban muestras de la vagina de la madre y se frotaba después sobre la boca, ojos, cara y piel del bebé que había nacido por cesárea.

Si bien la intención parece buena, no hay pruebas convincentes de que esta transferencia artificial de microbios ayude realmente a dar al bebé un impulso microbiano. No sólo eso, existe la preocupación de que en realidad plantea un riesgo de infección .

El miembro del equipo, Kjersti Aagaard, era muy consciente de la visión convencional de que los bebés nacidos por cesárea tenían un microbioma diferente. "Sin embargo, cuando se escudriñó en la literatura científica con mayor detalle, se encontró que otros investigadores no estaban viendo una fuerte diferencia entre los microbiomas primarios de los recién nacidos por cesárea y los de vía vaginal," señaló ella. "De hecho, los datos parecen estar bastante mezclados. Mientras que algunos estudios mostraban una pequeña diferencia, otros estudios más grandes no lo hacían."

Aagaard y su equipo tomaron muestras del microbioma de 81 mujeres y sus bebés, desde su tercer trimestre de su embarazo hasta seis semanas después de que habían dado a luz. Otras 81 mujeres y sus recién nacidos se les tomaron muestras similares, pero sólo después del nacimiento.

Las muestras de microbios fueron tomadas de diferentes sitios, entre ellos sus encías, heces, fosas nasales y los genitales. La secuenciación del genoma completa se utilizó para averiguar qué tipo de microbios estaban en disposición de entrar en el cuerpo de los voluntarios.

Con la excepción del meconio, la caca negra de los bebés, los microbios que cubrían el cuerpo del recién nacido eran todos más o menos del mismo tipo, independientemente de si la muestra provenía de la boca, nariz u otras partes de su piel.

Los microbios que se encontraban en el meconio de los recién nacidos por cesárea también eran idénticos a los encontrados en los recién nacidos por vía vaginal, aunque los microorganismos hallados en la piel de ambos grupos eran ligeramente diferentes.

Lo que fue una sorpresa fue que a las seis semanas de edad, no había ninguna diferencia discernible en el microbioma de ambos grupos de bebés, cada uno tenía su propia y personal "identidad" microbiana, en función de su entorno familiar. Esto sugiere que los microbios que obtenemos mientras estamos todavía en el útero podrían ser significativamente más importantes para nuestro desarrollo que el método que tenemos desarrollado.

En cuanto a las diferencias previas identificadas en los lactantes por cesárea? Aagard sugiere podrían referirse a otros factores asociados, como el uso de antibióticos.

Un único estudio con un tamaño pequeño de muestra no puede ser la última palabra sobre un tema tan importante como nuestra herencia de microbioma. Sin embargo, cuando se trata de riesgos y emociones involucradas en el parto, es importante que mantengamos un ojo crítico ante la evidencia.

#############
traducción Pedro Donaire
Ref. Science Alert.com, por Mike McRae, 17 feb. 2017
Esta investigación fue publicada en el journal Nature Medicine .
Imagen Frotar a los bebés nacidos por cesárea con líquido vaginal cambia su composición microbiana de una manera potencialmente beneficiosa, sin embargo, algunos médicos advierten que el procedimiento viene con riesgos. crédito: Martin Valigursky/Shutterstock

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deshabilitado los comentarios. Contacto y comentarios en las redes sociales.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.