Popular Posts

sábado, 7 de enero de 2017

La hipocresía de una empatía igualitaria

* * * *
Se dice que, la empatía, es la capacidad cognitiva o sentimiento de participación afectiva en lo que otra persona pueda estar sintiendo. No obstante, no toda empatía se siente igual ni en la forma ni en grado.

Por la gente que vive en la pobreza extrema en muchos países del planeta no puedo sentir otra cosa que una empatía cognitiva hacia ellos, es decir, lamentar sus males como miembros de la especie humana.

Los grados y el tipo que se siente de empatía difiere en proporción directa a la cercanía que se esté de unas u otras personas.

En otras palabras, no voy a sentir lo mismo por los padecimientos de un familiar directo que por los de un español, por los de un europeo, o por los de alguien de fuera del ámbito occidental.

El sentimiento de empatía cambia en tipo y grado respecto de cada uno de ellos. Hacia un familiar directo se trata, obviamente, de una empatía emocional, hacia un español puede ser cognitivo-emocional; hacia el europeo y el occidental podrá ser empatía cognitivo-política; y hacia los de fuera del ámbito occidental será cognitivo-humanitario.

Esto podrá parecer una perogrullada, sin embargo, hoy día puede observarse en los distintos medios de comunicación y desde diversas atalayas de opinión política, el empeño mediático en que sintamos igual tanto por unos como por otros, una especie de empatía igualitaria basado en una errónea visión universalista.

Una de las consecuencias más grotescas de esto es la percepción real de estar ayudando más a colectivos foráneos que a los propios del país ante equivalentes casos de necesidad.

Otro de los motivos de fomentar políticamente esa empatía 'igualitaria' es hacer que los ciudadanos deban sentir igual ante las oleadas de inmigrantes y/o refugiados, sin pararse a pensar en la capacidad económica del país ni en consensuar reglas estrictas de convivencia y aceptación.

La hipocresía de esta actitud es hacer sentir como una heroicidad que los inmigrantes hayan conseguido saltar las vallas de las fronteras, o el sentir una gran pena por las condiciones de quién ha atravesado las mismas fronteras, sea por mar o por tierra.

¿Se pueden quitar las fronteras dejando pasar a media África hacia España? Todos sabemos que esto sería la ruina total, aparte del ingreso descontrolado del terrorismo camuflado, entonces, ¿A qué viene tales consideraciones mediáticas por parte de los medios de comunicación y de los amigos de la corrección política? Como siempre, y por desgracia, prima más la imagen política que capta-votos (y despilfarra dinero) que una sana, razonable y coherente postura política.

##############
 por Pedro Donaire

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deshabilitado los comentarios. Contacto y comentarios en las redes sociales.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.