Popular Posts

viernes, 23 de diciembre de 2016

Heurísticos

* * * *
Muchas veces carecemos de la información necesaria para decidir sobre determinados asuntos, otras, las incertidumbres propias sobre nuestras acciones nos hace recurrir a lo que llamamos atajos mentales o heurísticos. Estos nos permiten simplificar la solución de problemas y evaluar situaciones difíciles pese a manejar una información incompleta.

Los heurísticos son una forma de afrontar temas complejos haciendo inferencias que ofrecen una solución a la imposibilidad de manejar el exceso de datos mediante procesos mentales lineales o analíticos. Tales atajos cognitivos nos permiten procesar datos adicionales, tal vez no de forma tan fiable como el método analítico, pero indudablemente más rápido. Esto puede ilustrarse con el clásico ¡Eureka! de inventores y científicos.
«Generalmente, se considera que la capacidad heurística es un rasgo característico de los humanos desde cuyo punto de vista puede describirse el arte y la ciencia del descubrimiento y de la invención o de resolver problemas mediante la creatividad y el pensamiento lateral o pensamiento divergente.» (Wikipedia)
Ahora bien, los heurísticos no siempre dan lugar a juicios correctos y su uso indiscriminado puede ponernos en manos de factores cognitivos tendentes a incurrir en graves errores de apreciación y percepción de la realidad. En otras palabras, podemos caer en los denominados sesgos cognitivos.
«Un sesgo cognitivo es un efecto psicológico que produce una desviación en el procesamiento de lo percibido, lo que lleva a una distorsión, un juicio inexacto, interpretación ilógica, o lo que se llama en términos generales irracionalidad, que se basa en la interpretación de la información disponible, aunque los datos no sean lógicos o no estén relacionados entre sí.» (Wikipedia)
He aquí algunos ejemplos:

- Sesgo de confirmación -

Es la tendencia a favorecer, buscar, interpretar y recordar la información que confirma las propias creencias o hipótesis, este mismo sesgo tiende a ignorar o filtrar información que entre en conflicto con tus creencias o puntos de vista. Es un tipo de error de razonamiento inductivo.

- Sesgo de proyección -

Es la tendencia a asumir que los demás comparten las mismas ideas o pensamientos, creencias, valores o posturas parecidas a las nuestras, pasando por alto que cualquier otra persona puede tener diferentes prioridades y perspectivas. El tópico del 'sentido común' proviene en parte de este sesgo, asumiendo que los demás deben estar de acuerdo con tus propias actitudes y experiencias por el hecho de que a ti te resultan evidentes.

- Ilusión de control -

Tras esta tendencia, que se encuentra detrás de muchas supersticiones y comportamientos irracionales, se encuentra la creencia de que podemos controlar ciertos acontecimientos, o influir en ellos, cuando obviamente tal control es imposible. Así, creamos rituales y supersticiones que nos dan cierta seguridad, como los deportistas que repiten ciertas conductas esperando que condicionen cosas como su capacidad de marcar goles, que evidentemente depende de muchos otros factores objetivos.

- Ilusión de la confianza -

Consiste en confundir la confianza de un hablante con su credibilidad, de forma que se percibe a una persona como más creíble cuanta más confianza muestra en sus argumentaciones. La realidad es que las investigaciones han demostrado que la confianza no es un buen indicador ni es una forma fiable de medir la capacidad o aptitud de una persona.

- Sesgo de memoria -

La memoria es una función dinámica de la mente, que guarda las experiencias y conocimientos conforme van siendo reforzados por distintas experiencias a lo largo de la vida. La tendencia a recordar sólo los muy negativos o muy negativos afecta en consecuencia a nuestra capacidad de análisis objetivo y de predicción futura.

La mejor forma de evitar ese sesgo es tratar de recordar el mayor número posible de eventos similares para evitar caer en extremos poco representativos. Si sólo recordamos un ejemplo del pasado de ese tipo de evento es muy probable que sea uno de los mejores o uno de los peores ejemplos de ese evento, dándonos una imagen poco equilibrada de la situación del evento.

- Efecto Dunning-Kruger .

El efecto Dunning-Kruger es un fenómeno psicológico según el cual las personas con menos conocimientos tienden a sobrestimar sus cualidades mientras que aquellos más preparados se consideran menos competentes de lo que son. En palabras de J. Kruger y D. Dunning de la Universidad de Cornell "los incompetentes sufren un doble agravio, ya que no sólo llegan a conclusiones erróneas y toman decisiones desafortunadas, sino que su incompetencia les impide darse cuenta de ello."

Los autores trataron de averiguar si existía algún remedio para bajar la autoestima sobrevalorada de los más incapaces. Sólo uno resultó eficaz: la educación. El entrenamiento y la enseñanza podían ayudar a estos individuos incompetentes a darse cuenta de lo poco que sabían en realidad.

#####################
por Pedro Donaire
Referencias de Wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deshabilitado los comentarios. Contacto y comentarios en las redes sociales.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.