Popular Posts

viernes, 9 de diciembre de 2016

El Sol no es un reactor de fusión

* * * *
Los heliofísicos creen que la presión del núcleo del Sol es tan densa y la temperatura tan alta que los átomos de hidrógeno se juntan hasta fundirse en helio. Se calcula que la temperatura del Sol es de aproximadamente 15 millones de grados Celsius y la presión atmosférica más de 340 mil millones de veces la de la Tierra. La magnitud de esa descarga energética es tan grande que consigue que la Tierra siga fuertemente irradiada a pesar de los 148 millones de kilómetros de distancia que nos separa.

Observatorios solares actuales y propuestos. Crédito: NASA.
La parte visible del Sol es la fotosfera. Por encima de eso, la cromosfera se extiende por miles de kilómetros. Finalmente, la corona alcanza millones de kilómetros en el espacio. El gran misterio en la astrofísica moderna es por qué la fotosfera tiene un promedio de 6000 ºC, mientras que la corona puede llegar hasta dos millones de grados. La región más caliente del Sol comienza a una altitud de 4000 kilómetros, y se extiende a más de un millón de kilómetros de su superficie, sin mostrar signos de una caída significativa de su temperatura.

Recientemente, algunos heliofísicos propusieron que el "reordenamiento de líneas del campo magnético," también conocido como "reconexión magnética" causa el calentamiento coronal. Los observatorios por satélite, como SOHO (Solar and Heliospheric Observatory) y TRACE (Transition Region and Coronal Explorer), detectan rápidamente las regiones magnéticas en la superficie del Sol. Las ideas convencionales apuntan a esa actividad como el soporte para los eventos de reconexión.

Las teorías modernas ven líneas magnéticas de plasma, en lugar de percibir un campo electromagnético. Ellos dicen que esas líneas "se rompen" y "se reconectan". Los plasmas solares son sistemas complejos, de modo que lo que hace que esas líneas se separen y se fusionen de nuevo no se entiende bien. Un obstáculo importante en esta teoría es que nadie ha visto nunca líneas de campo magnético que se vuelvan a conectar... De acuerdo con el autor de The Electric Sky, profesor jubilado de Ingeniería Eléctrica, Dr. Donald Scott, nadie lo hará nunca.

Desde el punto de vista de la teoría del Universo Eléctrico, las llamaradas solares, el calentamiento coronal y toda la actividad solar se producen por las fluctuaciones en la cantidad de carga que fluye hacia el Sol. Ese intercambio de carga toma la forma de filamentos de plasma a escala gigantesca. Son extremadamente dispersas, pero tan grandes que transportan enormes cantidades de electricidad. Las llamadas "corrientes de Birkeland", son las que suministran energía al circuito eléctrico centrado en el Sol.

La energía del Sol es externa, proporcionada por la carga eléctrica que fluye a través de vastos circuitos en el espacio, por lo que la radiación y el "viento" del Sol se deben a fenómenos de descarga de diversos tipos de plasma. La energía del Sol viene enfocada desde el exterior y no irradiada desde el interior.

Como ya se ha escrito en otros artículos, las capas dobles se forman cuando la electricidad fluye en el plasma, causando la acumulación de cargas positivas en una región de una nube de plasma y de cargas negativas acumuladas en una región cercana. Un poderoso campo eléctrico aparece entre las dos regiones, lo cual acelera a las partículas cargadas. A veces, la energía eléctrica almacenada en una doble capa se descarga catastróficamente en una "explosión de Langmuir". Esas ráfagas son lo que los astrofísicos convencionales llaman "reconexión magnética", aunque obviamente no están familiarizados con el trabajo de Langmuir.

Tal como escribió el físico de plasma Hannes Alfvén:

«La crítica más importante al mecanismo de "fusión" de transferencia de energía se debe a Heikkila (1973), quien con creciente fuerza ha ido demostrando que está equivocado. A pesar de todo esto, venimos siendo testigos de un formalismo enormemente voluminoso, construido sobre la base de este concepto, obviamente erróneo. De hecho, terminados agobiados por una pseudociencia gigantesca que penetra en grandes partes de la física del plasma cósmico ... Podemos concluir que cualquiera que utilice los conceptos de fusión afirma, implícitamente, que no existen dobles capas


################
Ref. Thunderbolts.info, 21 nov. 2016
"Core Principles", por Stephen Smith

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deshabilitado los comentarios. Contacto y comentarios en las redes sociales.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.