Popular Posts

martes, 27 de diciembre de 2016

El efecto Phineas Gage

* * * *
¿Qué se necesita para ser la misma persona a través del tiempo? Es una cuestión que ha molestado a los filósofos durante milenios. Si el carácter de un individuo cambia lo suficiente, ¿puede esto interrumpir su identidad hasta tal punto que deje de tener sentido decir que estamos tratando con la misma persona? Parece una conclusión razonable plantearlo cuando el cambio es extremo. Pero mi intención es explorar si podría haber algo más en juego, y en concreto, si la 'dirección del cambio', no sólo la 'magnitud del cambio', podría ser un factor clave.

El cambio producido en Phineas Gage
A fin de explorar esta cuestión, presenté a los participantes (lectores de Aeon que respondieron a una encuesta) uno de dos escenarios diferentes. Los dos escenarios expresaban diferentes versiones de un experimento mental clásico. Se basaban en la conocida historia de Phineas Gage: un trabajador del ferrocarril del siglo XIX que sufrió un desafortunado accidente en el que una vara de apisonamiento atravesó su cráneo; sobrevivió, pero sufrió una transformación importante de su carácter como resultado del daño cerebral, o así cuenta su historia. Consideremos un párrafo basado en el mito de Gage:
Phineas es extremadamente amable; Realmente le gusta ayudar a la gente. Trabaja como empleado ferroviario. Un día en el trabajo, una explosión del ferrocarril hizo volar una barra de hierro con la mala suerte de impactar en su cabeza, fue llevado inmediatamente a cirugía de emergencia. Los doctores consiguieron quitar la barra del hierro y salvar su vida. Sin embargo, de alguna manera el accidente cambió notablemente la personalidad de Phineas. Antes del accidente Phineas era muy amable y disfrutaba ayudando a la gente, pero después del accidente se volvió extremadamente cruel; incluso le gustaba hacer daño a la gente.

Los amigos y familiares de Gage estaban inclinados a considerar que el hombre después del accidente "ya no era Gage”. Este estudio de caso se suele escoger para mostrar cómo algunos cambios sustanciales de carácter pueden alterar la identidad personal en la medida que parece razonable decir que se trata de una persona diferente en un sentido importante. Sin embargo, en este caso, el accidente implicó no sólo un gran cambio, sino específicamente un deterioro: el hombre después del accidente es visto como peor que antes del accidente. La interpretación típica es que dada una magnitud suficiente de transformación del carácter se altera la identidad. Pero podría haber otra característica, la dirección del cambio («mejora» o «deterioro») ¿podría ser en parte responsable de los juicios sobre la identidad?

Para probar esta hipótesis, consideremos una replicación del estudio X-phi (filosofía experimental). Los lectores de Aeon fueron invitados a leer ya sea el 'Caso Deterioro' (el párrafo impreso arriba, basado en la verdadera historia de Gage) o el siguiente “Caso de Mejora”, en el que una magnitud similar de cambio resulta en una mejora (diferencias en negrita):
Phineas es extremadamente cruel; Realmente le gusta hacer daño a la gente. Trabaja como empleado ferroviario. Un día en el trabajo, una explosión del ferrocarril hizo volar una barra de hierro con la mala suerte de impactar en su cabeza, fue llevado inmediatamente a cirugía de emergencia. Los doctores consiguieron quitar la barra del hierro y salvar su vida. Sin embargo, de alguna manera el accidente cambió notablemente la personalidad de Phineas. Antes del accidente Phineas era muy cruel y disfrutaba haciendo daño a la gente, pero después del accidente se volvió extremadamente amable; incluso le gustaba ayudar a la gente.
Todos los participantes evaluaron si pensaban que el hombre (mejorado o deteriorado) después del accidente era todavía Gage. Valoraron esto en una escala de 1 (siendo la misma persona) a 7 (no era la misma persona); Los que leyeron el escenario de deterioro lo calificaron en un promedio 3,48, mientras que los que leyeron el escenario de mejora lo calificaron en un promedio 2,68. Aquellos que leyeron y calificaron el "Caso de Mejora" se mostraron inclinados a ver a Gage después del accidente como el mismo hombre que aquellos que leyeron el escenario basado en el clásico "Caso de Deterioro". Esto sugiere que los grandes cambios que afectan a la identidad personal no siempre se perciben de la misma manera. Las intuiciones acerca de la identidad personal pueden depender de la dirección del cambio.

El mismo efecto de mejora/deterioro arroja luz sobre otro experimento mental filosófico: El caso del noble ruso Derek Parfit. Este experimento mental es original de Parfit ('Caso de Deterioro'), de su libro Razones y Personas (1984):
En varios años, un joven ruso heredó vastas fincas. Debido a que tiene ideales socialistas, su intención fue dar la tierra a los campesinos. Pero él sabe que con el tiempo sus ideales podrían desvanecerse. Para protegerse contra esta eventualidad hace dos cosas. Primero firma un documento legal, que automáticamente les cede la tierra y que podría ser revocado únicamente con el consentimiento de su esposa. Entonces le dice a su esposa: "Prométeme que, si alguna vez cambio de opinión y te pido que revoques este documento, no lo consentirás". Y añade: "Considero que mis ideales son esenciales para mí. Si pierdo alguna vez estos ideales, quiero que pienses que yo he dejado de existir como tal. Quiero que consideres a tu marido de entonces como el verdadero, el hombre al que le haces esta promesa, y no al corrupto yo posterior. Prométeme que no harías lo que él te pidiese.
Parfit sugiere que algunos podrían pensar que el ruso más antiguo sería una persona diferente del ruso más joven, señalando que:
 Si la esposa de este hombre le hizo tal promesa, y él, en su edad madura le pide revocar el documento, ella podría, plausiblemente, considerarse como no liberada de su compromiso. Podría parecerle que tiene obligaciones con dos personas diferentes. Incluso podría creer que hacer lo que su marido ahora pide sería una traición al joven a quien amaba y con quien se casó. Y podría considerar que lo que su marido dice ahora no puede exonerarla de deslealtad con aquel joven.
Parfit no afirma que el joven y el viejo ruso sean personas diferentes, pero el caso de este noble ruso es un experimento mental seminal que sugiere que las disimilitudes mayores parecen interrumpir la identidad personal. No obstante, este juicio también ganaría fuerza por el efecto Phineas Gage, ya que el cambio descrito podría verse como no sólo un gran cambio, sino concretamente como un deterioro.

Otro experimento puede probar la situación de la dirección del cambio en este escenario. Los participantes leyeron el caso original del noble ruso ('Caso Deterioro'), o uno ligeramente revisado de 'Caso Mejora' (diferencias en negrita):
En varios años, un joven ruso heredó vastas fincas. Debido a que tiene ideales anti-socialistas, su intención fue no dar la tierra a los campesinos. Pero él sabe que con el tiempo sus ideales podrían desvanecerse. Para protegerse contra esta eventualidad hace dos cosas. Primero firma un documento legal, que automáticamente no les cede la tierra y que podría ser revocado únicamente con el consentimiento de su esposa. Entonces le dice a su esposa: "Prométeme que, si alguna vez cambio de opinión y te pido que revoques este documento, no lo consentirás". Y añade: "Considero que mis ideales son esenciales para mí. Si pierdo alguna vez estos ideales, quiero que pienses que yo he dejado de existir como tal. Quiero que consideres a tu marido de entonces como el verdadero, el hombre al que le haces esta promesa, y no al corrupto yo posterior. Prométeme que no harías lo que él te pidiese.
Los participantes que leyeron el caso de Deterioro [Mejora] fueron informados sobre algunos cambios que ocurren muchos años después:

Imagínese que la esposa hizo la promesa al joven para que la tierra no [fuese] a los campesinos. Pero años más tarde, su marido, ahora el viejo ruso, le pide que revoque el documento, para [no] dar la tierra a los campesinos.

Comparados los participantes que respondieron al caso original de Parfit (Deterioro), aquellos que respondieron al caso revisado (de Mejora) convinieron más firmemente en que el viejo ruso era la misma persona que el joven ruso, libre para liberar a su esposa de su promesa.

La evidencia adicional de que la dirección del cambio afecta a la identidad se puede ver en ejemplos populares. Tomemos, por ejemplo, "El enemigo en casa" (1968), un episodio de la serie original de televisión Star Trek. Un mal funcionamiento del transportador divide al Capitán Kirk en dos personas, uno con las características de su lado negativo, el otro con las características de su lado positivo. Tanto el Kirk positivo y como el Kirk negativo son disímiles del capitán original, aun así la tripulación de la nave se refiere al Positivo-Kirk como el capitán Kirk y al Negativo-Kirk como el impostor. El Positivo-Kirk mejorado se toma como idéntico y el Negativo-Kirk deteriorado como no idéntico al original.

Otro ejemplo lo encontramos en la novela de ciencia ficción “Flowers for Algernon” (1966) de Daniel Keyes. Charlie Gordon comienza la historia como mentalmente discapacitado. Él entra en cirugía y, más tarde, el paciente es más inteligente. Algunos ven esta parte de la historia como un ejemplo de identidad personal continua a pesar del cambio radical. Sin embargo, eventualmente, el paciente postoperado comienza a deteriorarse, resultando un individuo menos inteligente. A diferencia de la mejora en la preservación de la identidad, este deterioro se cita como una muerte personal.

Este ejemplo sugiere una significación más amplia del efecto en la dirección del cambio en las intuiciones acerca de la identidad personal. Estos juicios intuitivos pueden ser subyacentes a una variedad de juicios más prácticos sobre el yo y la identidad personal. Los efectos extremos de la enfermedad mental o el deterioro pueden parecernos una interrupción de la identidad. Sin embargo, los grandes cambios cognitivos (por ejemplo, los provocados mediante estimulación cerebral profunda) se tratan a menudo como una preservación de la identidad personal, ya sea que restauran el funcionamiento cognitivo anterior, o cuando lo aumentan más allá de las capacidades anteriores.

Los experimentos discutidos hasta ahora indican que la dirección del cambio afecta a las intuiciones acerca de la identidad personal, pero siguen siendo una cuestión crucial sobre si la dirección del cambio es realmente relevante para establecer una relación real sobre la identidad personal. Puede parecer que los deterioros extremos alteran la identidad personal, pero ¿se trata simplemente de un error de juicio?

Hay implicaciones notables en ambos casos. En primer lugar, supongamos que la dirección del cambio es irrelevante para la identidad personal. En ese caso, el hallazgo de que la dirección del cambio afecta a las atribuciones de identidad en estos experimentos mentales revela que tales atribuciones son producidas, en parte, por un factor irrelevante. Esto ofrece una razón para dudar del estado de estas intuiciones comúnmente experimentadas acerca de estos experimentos metales seminal, y también del estatus de otras intuiciones de identidad personal impulsadas por la dirección del cambio.

Los filósofos han utilizado durante mucho tiempo este tipo de experimentos mentales para obtener intuiciones sobre la identidad personal. Tal vez el más famoso es el ejemplo de John Locke del príncipe y el zapatero. Cuando imaginan que la mente de un príncipe pueda estar en el cuerpo de un zapatero, la mayoría se inclinan a considerar que el cuerpo del zapatero y la mente del príncipe son la misma persona que el príncipe. Estos experimentos mentales proporcionan datos intuitivos, una fuente de evidencia sobre la consideración de naturaleza de la identidad personal. Por ejemplo, de este ejemplo inferimos la importancia de las propiedades psicológicas para la identidad personal. Si resulta que un factor irrelevante desvía sistemáticamente nuestras intuiciones sobre ciertos casos, entonces deberíamos ser más escépticos acerca de las conclusiones extraídas de esos experimentos mentales.

Ahora consideremos la alternativa: supongamos que la dirección del cambio es relevante para la identidad personal. Un desafío para esta visión es dar sentido a algunas maneras aparentemente plausibles en las que el individuo deteriorado todavía parece ser la misma persona que el individuo de anteriores párrafos. Por ejemplo, incluso si el hombre después del accidente ya no es Gage, parece que sigue siendo el hijo de la madre de Gage antes del accidente, que es dueño de la misma casa y que debe los mismos impuestos. Tal vez alguien que acepta que el hombre después del accidente no es Gage simplemente rechazaría estos otros juicios.

Alternativamente, uno podría permitir que ciertas relaciones o propiedades se aparten de la identidad personal. Tal vez (por ejemplo) el hombre después del accidente ya no es el Gage antes del accidente en algún sentido, pero el Gage de antes y después del accidente siguen siendo idénticos entre sí en otro sentido objetivo y relevante a las obligaciones tributarias y la propiedad. El viejo noble podría no ser el joven noble, en el sentido de que no puede liberar a su esposa de su promesa, sin embargo, parece ser idéntico a él en el sentido de que su esposa sigue siendo su esposa.

Resulta que, una óptima solución para estos rompecabezas de la identidad personal, que evidencian la filosofía experimental hasta la fecha, indican que la dirección del cambio juega un papel crucial en los juicios acerca de si estamos tratando con la misma persona o no después del cambio. La sorprendente conclusión es que, usted puede experimentar una transformación fundamental de su carácter y todavía ser juzgado como la misma persona, siempre que la transformación sea en la dirección correcta.

#################
- Ref. AEON magazine.co, por Kevin Tobia, 21 dic 2016
- Autor: Kevin Tobia, graduado en la Universidad de Yale en Connecticut, investiga temas de filosofía, derecho y ciencias cognitivas.
- Traducción: Pedro Donaire
-Imagen ilustrada del cambio en Phineas Gage

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deshabilitado los comentarios. Contacto y comentarios en las redes sociales.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.