Popular Posts

domingo, 11 de diciembre de 2016

Educación, no religión

* * * *
A la alturas de siglo que estamos sorprende que, cuando se habla de educación, todavía resuenen voces de influencia mediática abogando por la inclusión de la enseñanza religiosa en la educación pública.

Poseidon. En la mitología griega, dios del mar, hijo del titán Cronos y la titánide Rea, y hermano de Zeus y Hades.
Que duda cabe que, una ley educativa debe ofrecer las posibilidades de la enseñanza privada, donde puedan estar integradas las distintas opciones religiosas que satisfagan las creencias particulares.

Pero hasta ahí, el reconocimiento de la libertad religiosa que un Estado aconfesional debe otorgar a las distintas creencias.

La educación pública puede debatir entre unas y otras corrientes pedagógicas, ya que tratan sobre la forma y métodos de enseñar los conocimientos acumulados y preparar a los niños como personas íntegras y ciudadanos de una sociedad siempre cambiante.

Y es legítimo y enriquecedor que tal debate exista, puesto que la educación es hoy día fundamental (siempre lo ha sido, pero hoy somos más conscientes) y es el centro de una sociedad que esperamos más humana y preparada.

Por lo tanto, en lo que seguramente estaremos todos de acuerdo es que, la educación no debe ser un centro de adoctrinamiento en ninguna creencia sobrenatural.

El Isra y la Mirah, Mahoma sube al cielo guiado por el arcángel Gabriel.

Si a usted le llena y da sentido a su vida la creencia en Odín, Jesucristo, Zeus, Alá, Krishna o Buda, es muy respetable; pero deberá entender que no es cometido de la educación pública adoctrinar a los demás en su creencia ni en la de otros. Y aún menos razonable es que deba gastarse en profesores y recursos el dinero de los demás ciudadanos que no participan de tales creencias.

Esto no significa que uno deba renegar de un acervo cultural que ha estado, y sigue estando, repleto de referencias metafóricas e influencias tradicionales sobre todo de la religión católica, incluso entendiendo las aportaciones históricas que hizo al pensamiento y la cultura; pero en el mundo de hoy, estas influencias deben ubicarse en el lugar adecuado para que la sociedad avance y no actúen como una rémora al conocimiento.

###
por Pedro Donaire

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deshabilitado los comentarios. Contacto y comentarios en las redes sociales.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.