Popular Posts

martes, 8 de noviembre de 2016

Detectaron una grieta en el escudo magnético de la Tierra

* * * *
Que la tierra sea un lugar habitable depende en gran parte del vasto campo magnético que rodea nuestro planeta, protegiéndonos de los duros vientos solares y la radiación cósmica. Pero los científicos han estado investigando una de las tormentas geomagnéticas más poderosas de la reciente historia, y han descubierto que nuestra barrera protectora no es tan segura como pensábamos que era. Resulta que nuestra magnetosfera tiene grietas.


Los investigadores han estado analizando datos del telescopio de muones GRAPES-3 en Ooty, India, el cual registró una gigantesca explosión de rayos cósmicos galácticos el 22 de junio de 2015. Durante 2 horas, la magnetosfera de la Tierra fue bombardeada por dichas partículas, que portan una radiación de altísima energía, y viajan a través del espacio a casi la velocidad de la luz.

Aproximadamente, unas 40 horas antes del evento del 22 de junio, la corona del Sol expulsó una nube gigante de plasma, que golpeó la magnetosfera a velocidades de hasta 2,5 millones de kilómetros por hora.

Todo ello provocó una severa tormenta geomagnética que fue responsable de los apagones de señales de radio en muchos países de alta latitud en América del Norte y del Sur.

También dio lugar a una aurora boreal supercargada, que se crea cuando las partículas cargadas del espacio exterior alcanzan la atmósfera de la tierra. Pero ahora los investigadores finalmente han comprendido la magnitud de ese bombardeo incesante de rayos cósmicos.

Un equipo del Tata Institute of Fundamental Research en la India, realizó numerosas simulaciones basadas en los datos de GRAPES-3 de ese día, y los resultados indican que la magnetosfera se había roto temporalmente, y por esa razón se colapsaron nuestros sistemas de radio.

De hecho, el equipo dice que el bombardeo fue tan implacable, que causó una severa compresión de la magnetosfera, obligándola a encogerse de 11 a 4 veces el radio de la Tierra.

Los investigadores sospechan que la tormenta geomagnética fue tan poderosa que pudo "reconfigurar" nuestro escudo magnético, presionando los puntos débiles abiertos, lo que permitió que la radiación y los rayos cósmicos se deslizaran.

"Esta vulnerabilidad tiene lugar cuando el plasma del Sol deforma el campo magnético de la Tierra, extendiendo su forma en los polos y disminuyendo su capacidad de desviar las partículas cargadas", explica Katherine Wright en el sitio web de la American Physical Society website.

Mas el caso de que esto haya sucedido ya es preocupante, comentan los investigadores, porque sugiere que nuestro campo magnético está cambiando, o tal vez, se debilita, en ciertas partes. "La ocurrencia de esta ráfaga también implicó un debilitamiento de 2 horas del escudo magnético protector de la Tierra durante este evento".

"Esto nos da pistas para una mejor comprensión de que futuras supertormentas podrían paralizar la infraestructura tecnológica moderna en la Tierra, poniendo incluso en peligro las vidas de los astronautas en el espacio".

No hay mucho que podamos hacer al respecto, pero los investigadores esperan que al seguir buscando estas grietas, a medida que suceden, estaremos mejor preparados para lidiar con la próxima vez que esas explosiones de rayos cósmicos nos visiten y puedan causar estragos. La investigación ha sido publicada en Physical Review Letters.

#####################
Ref. Science Alert.com, por Bec Crew, 4 nov. 2016
Imagen: campo magnético terrestre atacado por la radiación solar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deshabilitado los comentarios. Contacto y comentarios en las redes sociales.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.