Popular Posts

viernes, 26 de agosto de 2016

El plasma electromagnético domina el Universo


* * * *
Las estructuras del espacio tienen un comportamiento electromagnético.

"Con el fin de entender los fenómenos en una cierta región de plasma, no sólo es necesario mapear, el campo eléctrico magnético, sino también el campo eléctrico y las corrientes eléctricas. El espacio está lleno de una red de corrientes que transfieren su momentum y su energía a largas y muy largas distancias. Estas corrientes a menudo pellizcan los  filamentos o corrientes de superficie. Estos últimas son propensas a dar el espacio una estructura celular, así como al espacio interestelar e intergaláctico."
Filamentos de una descarga eléctrica en el plasma, en laboratorio


En la teoría del Universo Eléctrico (Ambiplasma), cada cuerpo celeste está cargado con electricidad y existe dentro de un entorno de plasma. Las naves enviadas a otros planetas, así como los satélites que orbitan la Tierra, las auroras, los relámpagos, los tornados y los chorros de material. Los volcanes de la Tierra "escupen rayos" fuera de sus cráteres. Las tormentas de polvo de Marte son alimentadas por embudos gigantes que se elevan por miles de metros. Los cometas, los anillos de Saturno, las fuentes de partículas cargadas erupcionan en Io, la luna de Júpiter, y muchos otros ejemplos de actividad eléctrica que se encuentran más allá de nuestra vecindad local.

Recientemente, los científicos de la Universidad de Baylor discutían las características de "plasma de polvo" en el espacio, así como en el laboratorio. Sus conclusiones y observaciones son típicas de las ideas modernas sobre el comportamiento de la materia en estado de plasma.

Por ejemplo, dicen que los meteoros se calientan por la fricción con la atmósfera superior, causando el resplandor y, a veces, explotan. Pese a que hay muy poca densidad atmosférica a una altura de 200 kilómetros para se produzca la fricción, no tienen otra explicación disponible. Los cometas están compuestos de hielo y polvo, por lo que sus colas se ven "empujadas" por los iones del viento solar, que forman la cola. Las nebulosas planetarias "absorben" los electrones. La mayoría de los puntos de vista de la comunidad de consenso vienen de la mecánica y la cinética de la naturaleza.

Cuando el plasma se mueve a través de un gas polvoriento, se ioniza el material, iniciando una corriente eléctrica. Hace más de un siglo, Michael Faraday demostró que, cuando la electricidad fluye a través de cualquier sustancia se forma un campo magnético. Un aspecto de los campos magnéticos del plasma es que generan filamentos: el campo rodea el plasma, lo confina en hilos coherentes, conocidos como corrientes de Birkeland.

Existe una inmensa lluvia de iones volando del Sol hacia fuera que no se disipa debido a esas estructuras filamentosas. La carga eléctrica del Sol fluye a través del sistema solar dentro de estas corrientes de Birkeland que se extienden por miles de millones de kilómetros.

La teoría del Universo Eléctrico postula que las descargas eléctricas de las nubes de plasma crean capas dobles a lo largo de sus ejes de corriente. Un campo eléctrico se establece entre las zonas de carga opuesta. De esta manera, la carga eléctrica fluye a lo largo de las vainas y si es suficientemente fuerte la corriente brilla. Las corrientes espirales dentro de los filamentos se atraen entre sí, pero en lugar de fusionarse se retuercen alrededor una de otra, gradualmente se van pellizcando en descargas a modo de arco. Es de esta manera que las estrellas nacen.

La evolución galáctica también podría ser el resultado de las descargas de plasma a gran escala que forman ruedas de filamentos coherentes. ¿Por qué las estrellas dentro de las galaxias tienden a formar arcos largos es un enigma que los astrofísicos convencionales no han corregido. Únicamente sin la hipótesis gravitatoria se puede resolver adecuadamente el problema de la formación de estrellas. La configuración de las espirales barradas y elípticas de remolino que se congregan en cúmulos de millones de años luz sigue eludiendo las explicaciones convencionales.

Como escribió el autor de "El Cielo Eléctrico", el ya retirado profesor de Ingeniería Eléctrica, Dr. Donald Scott:

"En un laboratorio de plasma, por supuesto que las cosas ocurren mucho más rápidamente que en, digamos, a escala de las galaxias, pero los fenómenos son idénticos, obedecen a las mismas leyes de la física. En otras palabras, podemos hacer modelos precisos de comportamiento del plasma a escala cósmica en el laboratorio, y generar efectos que son similares a los observados en el espacio."

Los astrónomos sostienen que las galaxias son nubes de gas de hidrógeno y polvo intergaláctico que se ha reunido debido a la gravedad, hasta que se fundieron en enjambres de brillantes fuegos termonucleares. La teoría del Universo Eléctrico se opone a esta idea de galaxias condensadas a partir del frío e inerte hidrógeno.

Hannes Alfvén dijo que las galaxias se parecen mucho a una de las invenciones de Michael Faraday, el motor homopolar. Un motor homopolar está impulsado por campos magnéticos inducidos en una placa conductora circular. La placa está montada entre los polos de un electroimán causando que gire a una velocidad proporcional a la corriente de entrada. Lo más probable es que el espín de las galaxias se deba al mismo efecto: a la energía electromagnética que fluye dentro de ellas.

Las galaxias se mueven dentro de un circuito eléctrico que conecta el Universo de principio a fin. fuerzas eléctricas primales son mucho mayores en órdenes de magnitud que la gravedad. Las corrientes de Birkeland se atraen entre sí en una relación lineal que puede ser hasta treinta y nueve órdenes de magnitud más potente. Esto significa que son la fuerza atractora de largo alcance más fuerte del Universo. La carga eléctrica que fluye a través del plasma de polvo sostiene los campos magnéticos detectados en estrellas y galaxias.

######
Ref. Thunderbolt.info, "Organized Plasma"
Autor: Stephen Smith, 22 de agosto 2016
Imagen 1: Filamentos de una descarga eléctrica en el plasma, en laboratorio
Imagen 2: Un grupo de capas dobles forman una onda Alfvén (ondas magnetohidrodinámicas), aproximadamente a una sexta parte de la distancia de la izquierda.
criterios: Rojo= electrones / Verde= iones / Amarillo= potential eléctrico / Naranja= campo electrico paralelo / Rosa=densidad de carga / Azul= campo magnético

Ref. Science.mag.org, "Alfvén Waves in the Solar Corona". Science  31 Aug 2007: Vol. 317, Issue 5842, pp. 1192-1196. DOI: 10.1126/science.1143304

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deshabilitado los comentarios. Contacto y comentarios en las redes sociales.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.