Popular Posts

martes, 30 de mayo de 2017

El verdadero incrédulo

* * * *
"Lo creeré cuando lo vea", este podría ser el lema de un empirista.
Su creencia es que, la creencia razonable en una idea debe estar gobernada por las pruebas cuyos resultados se pueden sentir. Su preocupación es que las creencias no ancladas en lo sensible no se pueden distinguir de las creencias que son ficticias.

domingo, 28 de mayo de 2017

El maniqueísmo en la política

* * * *
A pesar de los muchos siglos de prolongada historia, sorprende que aún se sigan utilizando formas tan pretéritas y estereotipadas de pensar como las de dividir el mundo en dos posturas extremas, en buenos y malos, y en el caso particular de la política, en izquierda y derecha.

La maniquea idea del mundo: la esencia que representa lo bueno y la esencia que representa lo malo, como si la bondad y la maldad existieran en sí mismas, en lugar de entenderlo como el juicio valorativo que hacemos de un determinado comportamiento.

viernes, 26 de mayo de 2017

Test de fluidez verbal para detectar deterioros cognitivos

* * * *
El test de fluidez verbal es una de las pruebas más ampliamente usadas en neuropsicología (1-2). La forma oral del test que se utiliza hoy en día fue introducida por primera vez por Benton y sus colegas en la década de 1960, y se administra principalmente para evaluar a sujetos sospechosos de tener algún tipo de daño neurológico (3). La administración de tests de fluidez es rápido, sencillo y económico, a un individuo se le da una cantidad de tiempo limitada para nombrar tantas palabras como sea posible de acuerdo con unas reglas especificadas. En muchos casos, el tiempo permitido es de tan sólo un minuto. La correcta ejecución de estas tareas requiere la integridad de las funciones ejecutivas y del lenguaje. De esta manera, se les sensibiliza a la mayoría de formas de daño cerebral, incluyendo el accidente cerebrovascular, tumores cerebrales, lesión traumática cerebral y enfermedades neurodegenerativas (4-5).

Las tareas de fluidez y el cerebro

Es posible diferenciar entre dos tipos de pruebas de fluidez: los tests de fluidez semánticos y los fonológicos. La diferencia básica es que en los de fluidez fonológica, las palabras se generan de acuerdo con la letra que comienzan (como “F” “A” o “S”) y en los de fluidez semántica,las palabras se generan de acuerdo con una categoría (por ejemplo, ‘animales’ o ‘frutos’, y a veces, ‘verbos’ o ‘sustantivos’).