Popular Posts

miércoles, 21 de junio de 2017

El hombre mediocre. La Maledicencia, de José Ingenieros

* * * *
EL HOMBRE MEDIOCRE
 de José Ingenieros

Capítulo II - LA MEDIOCRIDAD INTELECTUAL

Apartado III. LA MALEDICENCIA

Si se limitaran a vegetar, agobiados como cariátides bajo el peso de sus atributos, los hombres sin ideales escaparían a la reprobación y a la alabanza. Circunscritos a su órbita, serían tan respetables como los demás objetos que nos rodean. No hay culpa en nacer sin dotes excepcionales; no podría exigírseles que treparan las cuestas riscosas por donde ascienden los ingenios preclaros. Merecerían la indulgencia de los espíritus privilegiados, que no la rehúsan a los imbéciles inofensivos. Estos últimos, con ser más indigentes, pueden justificarse ante un optimismo risueño: zurdos en todo, rompen el tedio y hacen parecer la vida menos larga, divirtiendo a los ingeniosos y ayudándolos a andar el camino. Son buenos compañeros y depositan el., bazo durante la marcha: habría que agradecerles los servicios que prestan sin sospecharlo. Los mediocres, lo mismo que los imbéciles, serían acreedores a esa amable tolerancia mientras se mantuvieran a la capa; cuando renuncian a imponer sus rutinas son sencillos ejemplares del rebaño humano, siempre dispuestos a ofrecer su lana a los pastores.

domingo, 18 de junio de 2017

El miedo del poder a la libertad civil

* * * *
¿Por qué los gobiernos y partidos políticos de cualquier país del mundo aborrecen y desprecian tanto la Renta Básica?

Hay una razón que el poder nunca dice, pero es algo cuasi inconsciente. La razón de peso para dicho rechazo, se llama miedo a la libertad.

La libertad requiere de la posibilidad material para realizarse. En otras palabras, en esta sociedad si no tienes dinero la libertad queda en entredicho. Por tanto, lo primordial es tener o no tener la existencia garantizada a la hora de cualquier ciudadano pueda ejercer su libertad. Mientras haya necesidad los gobiernos y las empresas pueden continuar con sus políticas de voto cautivo y mantener la amenaza del desempleo para encauzar, dirigir y, en muchos casos, esclavizar, a la población.

viernes, 16 de junio de 2017

La ventaja de la primera teoría

* * * *
Las religiones aparecieron antes que la ciencia, y eso les confiere una gran ventaja que Jean Bélanger califica de "squatter's right" o "derecho del primer ocupante". En efecto, Bélanger explica que,

Incluso dentro del campo propiamente científico,
«la primera teoría que define y explora un ámbito goza de una gran ventaja respecto a sus competidoras ulteriores por el simple hecho de encontrarse ya instalada, establecida. En cierto sentido, "conoce" mejor el ámbito, puesto que lo ha explorado, atravesado, repertoriado, cartografiado desde hace más tiempo. Dispone de una colección impresionante de informaciones acerca del ámbito en cuestión.